jueves, 23 de noviembre de 2006

¿ Y dónde están los hombres?

Advierto desde ya que este será un post bastante disperso.

Apenas dejé los prejuicios literarios de lado, disfruto de cosas que, hasta hace un tiempo, eran impensadas. Cuando uno se mete en el cuento de mejorar la escritura surge un sentimiento atroz, rotulado por algunos como 'la pérdida de la inocencia', entonces todo lo que se escribe se nos antoja pésimo y hasta lo que escriben los 'grandes' se vuelve siempre cuestionable. Con suerte, se nos pasa luego. Digo con suerte porque nos abrimos de nuevo a todas las posibilidades y a sus encantos.

Así, confieso hidalgamente que adoro la saga de Harry Potter - lamento hasta morir haber traído sombreros seleccionadores para regalar, cuando estuve en la tienda de WB en LA y NINGUNO para mis niños o para mi porque en esa época me negaba a leer el best seller-, ayer empecé con 'El Demonio y la Señorita Prym' de Cohelo, que está bastante entretenido y el año pasado me encontré dándole vueltas a 'Las Mujeres que aman demasiado'. Aquí tomo el desvío.

Ayer, después del cine, nos fuimos con una amiga a La Plaza Ñuñoa. Ahí, cervezas mediante, analizamos aventuras y desventuras vividas con los respectivos ex. Entonces me pregunta ¿Leíste 'Las Mujeres que aman demasiado'? y el tema se fue por un tubo.
¿Por qué nos metemos en historias emocionales que, a kilómetros, se ve que no llegarán a buen puerto? ¿Cuáles son las características familiares que nos determinan y hacen que 'esos hombres' nos sean atractivos? ¿Por qué nos autoboicoteamos repitiendo el molde? Obviamente, cada una tiene más o menos claro cuáles son los factores que determinan la elección pero sólo resulta fácil verlos una vez que la tormenta ha pasado, nunca antes.
Y no es que todos ellos estén fallados (aunque se da, lo sabemos) pero hay ciertas actitudes que jamás comprenderemos como el escape, el silencio, el 'mejor me alejo en vez de cerrar la situación', o el miedo social a que ellos puedan verse más débiles que nosotras. He visto tipos geniales sentirse disminuidos por mujeres con un poco de carácter o simplemente porque ellas opinan o les discuten en público.
¿Seguimos siendo machistas? Pregunta latera -¡estamos en el siglo XXI!- pero absolutamente actual si considero comentarios como el que me hizo un personaje con el que voy a trabajar, a raíz del monto del sueldo que ganaba hace unos años. "¿Qué hacías en la compañía?" dijo casi con espanto, "es súper raro que una mujer gane esa cantidad." Plop.

Poco rato después, me encontré con otra periodista amiga y su grupo. Eran puras mujeres. La pregunta cae de cajón ¿Y dónde están los hombres?


20 comentarios:

David dijo...

Como manifiesto feminista no vale nada, pero como interrogante humano no tiene precio. Está claro que no somos iguales, hombre y mujeres. Sin embargo, hay algo que tendríamos que tener en cuenta, muchos hombre y algunas mujeres..., y es que, a pesar de todo, seguimos siendo humanos/as.

Mis Nuevos Aires dijo...

Clap Clap Clap!!!!!!
Mary.. ese libro lo tengoo!! es heavy como las mujeres nos gusta complicarnos la existencia.. y he llegado a la conclusión que siempre queremos a un tipo que nos ame y bla bla bla.. pero al momento de los quesos.. lo fácil no nos atrae.. nos gusta lo complicado aunque no queramos..

Q entrete esos HH (Happy Hours) con las amigas.. sale cada tema..

Besotes!

chica canifru dijo...

La verdad es que no me atraen mucho los complicados, o simplemente tengo suerte (buen ojo?) pero conozco a varias que son un caso, puros problemas.
Machista las mujeres chilenas? mas que la chucha, yo trato de no serlo pero lo que no puedo evitar es de cuidarlos.

Erika Contreras dijo...

Claro que nos gusta complicarnos la existencia o sino no tiene gracia. No se me ocure donde están los hombres, al parecer las mujeres nos encontramos más y en general el hombre es más solo.
saludos
erika

Elena Lamas dijo...

Hola
Leí el comentario que le dejaste a María Paz y es muy similar con lo que yo pienso, por eso quise seguir leyendote y me encuentro con este post que es un tema que muchas veces he conversado con amigas, lo más curioso que después de como muy bien dices, ha pasado la tormenta, se ven las cosas que no te hacian compatible con la pareja y ahi viene la tortura psicologica, cuando una y otra vez, se comienza a recordar la cantidad de episodios que daban las señales para parar, pero que inconcientemente una se niega a ver.

kany dijo...

¿Hombres?¿Qué son los hombres?

GATO ROMANO dijo...

Escríbeme a rolobaez5@hotmail.com

Antonia Katz dijo...

"Hombres de mala ley, animales de mierda
que no son capaces de hacer nada que no sean desgracias".

Gabriel García Márquez

Sergio Meza C. dijo...

Mary:

Tenía problemas con la configuración de internet en mi PC. Te escribo para agradecerte el Comentario en mi Post "Aletargamiento".
Te incluiré en mis visitas periódicas (por lo menos una vez por semana), e iré comentando algo de vez en cuando si viniera al caso, pues no me gusta comentar por comentar. Se viene el fin de semana, así que suerte y descanso

Sangre Ácida dijo...

Los hombres están perdidos en su subconciente neurótico.

Då®th Pëgå$ø Nåzgü£ † ™ dijo...

creo ke hoy por hoy las mujeres estan mas machistas ke los hombres

lo dije y ke!!!

pongamos nuestras diferencias en el pasado y vamos el 30

un blogger necesita nuestra ayuda!!

informese please http://achib.blogspot.com

muchas gracias desde ya

nos leemos

Då®th Pëgå$ø Nåzgü£ † ™ dijo...

si cache el post no se preocupe


es para ke todos sus lectores vean el cuento

relax no problem

nos leemos

BELMAR dijo...

AUTODEFINICIONES...

OBSESIÓN (del lat. obsessio, asedio). Posesión del demonio. // Idea fija que se apodera del espíritu independientemente de la voluntad, y a la cual se vuelve sin cesar.
MANÍA (del lat. mania). Locura parcial en la que obsede la imaginación una idea fija. // Afecto o deseo desordenado.
MELOMANÍA Afición excesiva que tiene una persona a la música.
ICONOCLASTA (del gr. eikón, imagen, y klazein, romper). Miembro de una secta herética que, en el s. VIII, destruía las imágenes. // Por ext. se aplica al que no respeta los valores tradicionales.
EGOCENTRISMO Tendencia del hombre a considerarse como centro del universo.

SALUDOS...!!!

Cecilia M. dijo...

No puede ser! pense que era la unica que termina con una clase de especimen en particular.
Y pa mas sufriendo como nunca.
Debo suponer que hay dos caminos
pero aun estoy muy dolida para escoger.
Realmente Dios nos hizo tan distintos.
En fin sigue con Harry Potter, despierta la magia que todos llevamos dentro.
bye

Vade retro dijo...

Tienes toda la razón en eso que dices de que bucamos repetir patrones en nuestras relaciones de pareja, es una suerte de masoquismo anunciado.
Un beso, que sepas que eres muy bienevenida en ad libitum.

belmar dijo...

SI SIGUEN POSTEANDO
ENTRAN A UN CONCURSO
DE UN PACK DE LA DROGA PREFERIDA!
INCLUYE SEXO Y ROCK & ROLL...!
JAJAJAJAAJAJJA....

Lurdena dijo...

Mmmmm, qué tema candente, como para convensarlo con un traguito en mano.

Besos

catadioptrica dijo...

Los hombres son como los baños públicos: los que funcionan están ocupados...los disponibles están todos cagados (ja ja ja)

LaRomané dijo...

Esos hombres andan detras de otros....ojojojo

Parece que me estoy juntando con muchos gays...jajajaj


Saludos
x0x0xx0
LaRomané

Vicky dijo...

Me sumo a la misma pregunta...y no sé por qué, pero creo q me demoraré bastane en encontrar la respuesta......como todas!!!
Saludos Mary.