sábado, 16 de diciembre de 2006

Sábado por la tarde


Keanu Reeves y Sandra Bullok, La Casa del Lago

Magia, romance, grandes actuaciones, una dirección magistral, del argentino Alejandro Agresti, dentro del género ficción- emocional (si existe). No es una película para pensar mucho, sólo lloriquear a gusto -lo que es bueno, a veces- y quedarse con la sensación de que el amor todo lo puede.

PD: si te gustó Sleepless in Seattle (Sintonía de Amor), ésta te va a encantar
....


Nota: seguido el consejo de Calvin One. Ahora TODOS pueden comentar pero si no son Beta, deben hacerlo en 'anónimo', se agradece que firmen con nombre y blog

3 comentarios:

invisible_soledad dijo...

Te digo al tiro que no la veré. Sólo porque el amor no lo puede todo. Es un hecho. Por éso estamos como estamos. Cáchate que hay que esperar morirse para estar bien... (según la fé católica al menos)... no, yo no comulgo con películas que sólo llenan la cabeza de pajaritos. Prefiero el cine gore, al menos sé que tenemos sangre, intestinos, cerebro, etc.

// CLauD!o // dijo...

Película mamona? ... porqué no? ...
.
El amor no todo lo puede, está claro, quién no lo sabe? La ilusión es la que nos permite sentirnos así. Bajo ese concepto, no vería ningún acto de magia. Triste conclusión, Soledad.
.
Saludos, Mary .... voy por los pañuelos!

Lurdena dijo...

Yo la vi y me gustó y lloré como tonta.

Besotes